Guía de seguridad

A la hora de buscar un vehículo en la sección de clasificados, pueden aparecer anuncios falsos. Hay que estar atento para poder detectarlos y no ser estafados. Algunas recomendaciones que conviene tener en cuenta son:

  • En primer lugar, el precio. Hay que fijarse en la horquilla de precios en que se mueve el vehículo que estemos buscando. En el caso en que sea excesivamente barato, deberíamos desconfiar, ya que posiblemente estemos ante un coche con problemas importantes (golpes, averías, etc.) o directamente un timo.
  • Con igual precaución hay que actuar cuando el kilometraje sea bajo en exceso (un cuentakilómetros es fácilmente manipulable) o cuando la antigüedad del vehículo sea menor a un año.
  • Las fotos del anuncio son un punto importante para valorar la calidad del mismo. Unas fotos de mala calidad, desenfocadas, con vehículos sucios o incluso la ausencia de dichas fotos puede estar ocultando una estafa o no corresponderse con el vehículo anunciado.
  • Las especificaciones y características que el vendedor expone acerca del vehículo deben ser las correctas. Si no concuerdan con la realidad, mejor desechar el anuncio.
  • Especial atención debemos mostrar ante aquellos anuncios en los cuales el vendedor tiene su lugar de residencia fuera de España. Es habitual en estos casos, sobre todo si el anuncio tiene una redacción extraña, de que se trate de una estafa.
  • El vendedor tiene que facilitar su contacto por teléfono y por email, si pusiera trabas o inconvenientes para poder concertar una cita o simplemente para hablar del vehículo deberíamos desconfiar.

Además, hay que seguir una serie de pautas para evitar tener problemas o ser estafados:

  • La compra ha de hacerse personalmente, comprador y vendedor tienen que conocerse siempre antes de realizar cualquier operación. Si no se ve el vehículo antes del pago, podrían surgir problemas posteriormente.
  • Cualquier petición de dinero a través de correo electrónico debe entenderse como posible estafa (ya sea por concepto de pago por adelantado, realización de papeleo o reserva de vehículo).

En el caso de que seamos un vendedor profesional, deberemos tener en cuenta también una serie de pautas para evitar problemas con el comprador:

  • En primer lugar, el pago del vehículo deberá hacerse de una sola vez (salvo en los casos en que se disponga de financiación).
  • Además, solo se deberán aceptar pago mediante transferencias bancarias, con tarjeta de crédito, contra reembolso o con cheques conformados. Todo medio de pago que no sea alguno de los citados deberá ser estudiado con detenimiento, ya que la estafa por éste medio es una práctica muy extendida.
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies